La Tenencia de Alcaldía de San Pedro Alcántara mejora la seguridad vial en la avenida Pablo Ruiz Picasso e instala los primeros pasos de peatones inteligentes

Please log in or register to like posts.

Javier García ha señalado que “es una arteria principal del casco urbano en la que se han renovado elementos de señalización que presentaban un estado deteriorado, se ha llevado a cabo la adecuación del pavimento y se han acometido canalizaciones”

Marbella, 3 de octubre de 2021.- La Tenencia de Alcaldía de San Pedro Alcántara ha acometido una serie de actuaciones en la avenida Pablo Ruiz Picasso que permitirán la mejora de la seguridad vial y que han incluido la instalación de los primeros pasos de peatones inteligentes, retroiluminados y con detección de usuarios. “Es una arteria principal del casco urbano en la que se han renovado elementos de señalización que presentaban un estado deteriorado», ha explicado el teniente de alcalde sampedreño, Javier García, quien ha precisado que los trabajos, que han tenido una duración de tres meses, se han realizado en un tramo de casi 400 metros comprendido entre la plaza de José Agüera hasta la glorieta que confluye con la calle Castilla y también han contemplado la adecuación del pavimento y la instalación de canalizaciones.

         Ha detallado que “se han visto afectados un total de quince pasos de peatones en la avenida y los que se encontraban situados en las zonas de intersección con otros viales, como las calles María Rosa, Peral, Claveles, Álamo, Geranios, Del Valle y José Ramos, y ha sido necesaria la ejecución de una red de alimentación eléctrica para los equipamientos inteligentes mediante la conexión a cuadros de mando de protección y alumbrado público existentes”, al tiempo que ha explicado que “se ha instalado nueva señalización horizontal y vertical con un carácter más urbano y adaptada a la normativa actual y se han colocado bolardos en toda la superficie de actuación”. Además, se han realizado diversas mejoras en el acerado y se han reforzado tres cruces de conducciones de abastecimiento de agua de fibrocemento de 80 milímetros, sustituyéndolas por tuberías de fundición de 100 y 150 milímetros.

         “Es una obra que moderniza las infraestructuras del entorno y utiliza la tecnología LED para advertir del riesgo de forma más significativa a los conductores y peatones que se aproximen”, ha señalado García, quien ha resaltado que “son iniciativas que mejoran las áreas urbanas y hacen que la ciudad sea más segura y confortable”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *