Saltar al contenido

La alcaldesa asegura que “Marbella no se puede permitir ni un solo día más sin tener un compromiso firme del Gobierno central para la estabilización de las playas”

  • por

La regidora ha mantenido hoy un encuentro con la Plataforma de Espigones Emergidos, que convocará una concentración el próximo 5 de mayo en la ciudad para volver a reclamar la ejecución urgente del proyecto

Marbella, 21 de abril de 2022.- La alcaldesa, Ángeles Muñoz, ha asegurado que “Marbella no puede esperar ni un día más sin tener un compromiso firme por parte del Gobierno central para la estabilización de las playas” y ha asegurado que “ya no es hora de hacer requerimientos, sino de exigir una solución definitiva para el litoral que debía haberse adoptado hace mucho tiempo”. La regidora, que hoy ha mantenido un encuentro con la Plataforma de Espigones Emergidos para abordar la situación, ha señalado que “es una asociación que aúna a distintos colectivos, con la que estamos en contacto de forma habitual y que canaliza un sentir popular de la ciudadanía, que lleva años reclamando a la administración competente que cumpla sus promesas y acometa un proyecto absolutamente vital para una localidad turística como la nuestra”.

         La primera edil ha explicado que “nuestro objetivo es tenerlos permanentemente informados y por esta razón he querido trasladarles el resultado de la reunión que tuvimos con el secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, tras los últimos temporales” en la que, como ha especificado, “el único planteamiento que nos hicieron es un proyecto de estabilización, que a medio plazo sería para 2045 y a largo plazo para 2100, a partir de un estudio que comenzó a realizarse en 2020”. En este sentido, ha aseverado que “es una propuesta que quizás pueda ser útil en lugares en los que el agua no llegue al interior de los establecimientos y no se llevé a su paso tramos del paseo marítimo, pero es evidente que Marbella necesita una solución urgente e inmediata” y ha afirmado que “desde el Ayuntamiento hacemos todo lo que está en nuestra mano, pero es muy difícil trabajar cuando ejecutamos una escollera para evitar nuevas inundaciones y nos multa Costas”. Asimismo, ha señalado que “es inexplicable que no recibamos respuesta cuando abonamos al Gobierno central un canon anual de 2,5 millones de euros” y ha lamentado que “los últimos destrozos supusieron un desembolso para las arcas municipales de 1,2 millones de euros para acometer una actuación que permitiera salvar la Semana Santa, un dinero que es de todos los ciudadanos y que se podría destinar a otras necesidades si no tuviéramos que hacer frente a estas circunstancias de forma recurrente”.

         La alcaldesa ha indicado que “es una cuestión prioritaria, que no debe ser objeto de conflicto político, pero que sí que hay que enfrentar con la suficiente lealtad y sinceridad” y ha avanzado que “hemos solicitado en el Senado una comparecencia de la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, porque como alcaldesa me corresponde hacer una reivindicación justa para la ciudad”. Ha reiterado que “no es una obra faraónica, estamos hablando de 7 millones de euros que se podrían haber abonado en tres años en el caso de San Pedro Alcántara y que llevamos más de cinco años esperando” y ha añadido que “en el plazo de un año debería licitarse esta obra y también se debería sacar adelante el informe sectorial que permita acometer la estabilización de las playas de Marbella”.

         Por su parte, el presidente de la plataforma, José Miguel Lima, ha explicado que “la gente de la calle está perdiendo la paciencia, se siente cansada e incluso ninguneada por parte del Gobierno central porque llevamos años escuchando hablar de plazos que nunca se cumplen, por eso nuestra intención es hacernos oír y llevar a cabo más movilizaciones” y ha anunciado que el próximo día 5 está previsto llevar a cabo una concentración en Marbella para volver a reclamar la ejecución de un proyecto que, como ha precisado, “creemos que en el caso de Marbella también debería incluir las playas de La Bajadilla, San Ramón y La Venus”. Por último, ha recordado que “la ciudad lleva desde 1991 sin unos espigones que nos quitaron sin avisar y que protegían nuestro litoral de temporales incluso más graves que los de los últimos años, albergaban una impresionante fauna submarina y eran un atractivo turístico”. 

  • Be the first to comment